Emprender es mi Objetivo

Hace 2 años sentí la necesidad de llegar más lejos, mejor dicho EMPRENDER… de saborear triunfos realizados por mis propios esfuerzos, y no seguir celebrando aquellos que ayudé a que sucedieran sin haber reconocido mi labor.

En junio de 2015, después de tanto pensar y encontrar la idea “perfecta”, me armé de valentía y decidí iniciar mi camino hacia el éxito… y sí, así como lo estás leyendo, VALENTÍA, porque éste es el ingrediente principal para llevar a cabo tu idea, sentir esa pasión por el proyecto que vas a realizar, sin importar a lo que realmente te vas a enfrentar en el futuro.

Un 2 de julio de 2015 inicié mi proyecto con escasa inversión, solo unos ahorros fueron mi salvavidas en aquel momento, pero sabes qué… ese día fue el más feliz de toda mi existencia, tanto así, que, si el tiempo retrocede, lo haría una y otra vez… EMPRENDER 😉

 

¿Qué tan difícil fue Emprender?

La verdad, muy difícil… fueron 3 largos meses en donde mi cabeza no hacia otra cosa que pensar en renunciar a mi sueño de ser empresaria… ¿por qué razón?… las razones fueron muchas: no conocía el mercado, no conocía los productos que vendía, no sabía cuáles eran las necesidades de mis clientes, en fin, no sabía nada; y esto me condujo a una serie de frustraciones que me costaron muchas lágrimas.

 

Pero adivina…

Tomé la decisión de  reivindicarme, inicié una “re-ingeniería” en medio de la “puesta en marcha de mi negocio”. Formulé estrategias para ganarme la aceptación de los consumidores, empecé a estudiar a mis clientes, identifiqué sus necesidades, empecé a incorporar nuevos productos, amplié mi cartera de proveedores y extendí mis rutas de distribución… solo es cuestión de INVESTIGAR EL MERCADO en el cual quieres entrar.

 

Te cuento…

Hoy día, mi compañero de batallas y yo, disfrutamos de un crecimiento notable, estamos posicionados en la mente de nuestros clientes (lo más importante), tanto así, que nos esperan en cada ruta programada para comprar nuestros productos; nos identifican por ser RESPONSABLES y COMPROMETIDOS, ya que ésta es nuestra razón de ser.

 

¿Qué ha sido lo más gratificante de mi emprendimiento?

Renunciar al deseo de trabajar para otros, no solo mi persona, sino que he contagiado a mi “compañero de batallas” de luchar por nuestros sueños y disfrutar al máximo de nuestros logros, y eso no lo es todo, ya que estamos obsesionados en la búsqueda de nuevas oportunidades para seguir EMPRENDIENDO

.

Yo te invito a que lo intentes, no permitas que el deseo de hacer lo que realmente te apasiona, quede solamente en una simple idea… IniciaEmprendedor 😊